CMDB ofrece la capacidad de registrar dispositivos que se mueven dentro y fuera de un entorno, lo que facilita la localización y parcheo de posibles vulnerabilidades de seguridad.

Esta herramienta centraliza los datos de configuración y las dependencias para la infraestructura de TI, las aplicaciones y los servicios utilizados por una organización. Se pueden utilizar para inteligencia empresarial, compilaciones de software y hardware, inventario, análisis de impacto, gestión de cambios y gestión de incidentes. Con un inventario preciso de activos críticos, una herramienta CMBD puede respaldar la planificación, la seguridad, el cumplimiento y la auditoría de TI. Las CMDB ayudan a las organizaciones a comprender la relación entre los componentes de un sistema y rastrear las configuraciones.